10 octubre 2012

++ DIOS CREO ¿DESORDENADA Y VACIA? (PARASHA BERESHIT 5773)

Hola amigos:

Qué le parecería leer Génesis 1:1-2 de la siguiente manera:

"En el principio creó Dios los cielos y la tierra. ¿Y la tierra estaba desordenada y vacía?"

Son prácticamente los dos primeros versos de la Biblia, el primero y más famoso con la sentencia creacionista, pero siempre he preguntado ¿acaso Dios crea las cosas mal? ¿como que desordenado y vacío? hay que decir que detrás de "desordenada y vacía" está la enigmática expresión hebrea tóhu vahóhu traducida también como "caos" y es ahí donde yo pregunto ¿Por qué me informan la Torah que el crear de Dios de los cielos y tierra fue caótico o se volvió caótico?

Hace muchos años escuché una explicación que me resulta de algún modo interesante, por tal yo he considerado que, entre el verso 1 y 2 de Génesis quizás pudo darse la caída del agente celestial popularmente conocido como la serpiente antigua, pues me hace mucho sentido que en el mismo relato ya entre en operación "el enemigo" que sería personificado por la tradición judeo-cristiana como satanás, belcebú, belial, etc.

Lo miro de esta manera: Dios creó los cielos y la tierra de alguna manera adecuada o perfecta, pero hubo una rebelión de entidades espirituales (antes de la creación del hombre) en la que un ser angelical influiría a una gran parte de las huestes celestiales a rebelarse junto con él y que barrerían el universo/cosmos creado originalmente, siempre interesante verlo así con los grandes cráteres y la completa desolación de los planetas que aun se percibe (gracias al Hubble y la NASA), y es entonces, después del tóhu vahóhu (caos) ocasionado por esta rebelión en la primigenia creación (v. 1) que Dios comienza a HACER una re-organización "de los cielos y tierra" que estaban "desordenada y vacía" a causa de una rebelión angélica. Así se explicaría la aparición de la "serpiente tentadora" y su enemistad con el hombre, los "hijos de Dios", nefilim que la tradición adjudicaría a aquellos ángeles revolucionarios que se volverían los postreros demonios, en fin que, estas entidades espirituales que la Torah introduce sin dar más explicación sobre su origen haciendo su participación un tanto turbia, sólo puede ser retomado por las tradiciones (lilith, luzbel, golem, etc.) considerando que estaban ya ahí para hacer caer y tropezar al hombre desde el comienzo de su historia.

El relato de la creación, propiamente dicho, es una re-organización de una creación previa, por eso se usan otros verbos (hacer, formar) lo que ha mantenido mi consideración a esa interpretación. Siempre me ha gustado pensar en todo lo que hay encerrado entre dos versos de la Bíblia y todo el inmenso mundo de análisis e investigación que se puede producir por una lectura apasionante y sincera de las Escrituras Sagradas.

Shalom amigos.
.David .Mena

8 comentarios: