16 enero 2012

++ LOS GENTILES DE LAS COMUNIDADES JUDÍAS QUE PABLO VISITÓ

Shalom amigos:

Siglo I de la era común, un movimiento está surgiendo en Judea (tierra de Israel) que está teniendo ecos dentro de todo el imperio romano y en especifico en las comunidades judías. Un sector dentro de los fieles judíos empezaron a proclamar que un hombre llamado Yeshoshúa era el Mesías del cual hablaron las Escrituras Sagradas de los judíos que debía ser muerto y de quién testificaban que había resucitado.

El movimiento nazareno original, nacido en un contexto judío y dentro de la tierra de Israel, se conducía directamente por la transmisión oral (testimonio) que los primero discípulos y seguidores de Yeshúa compartían al pueblo. Está documentado en Hechos 2 que, "judíos de todas las naciones bajo el sol" se habían reunido en Jerusalén, motivados por la celebración de Pentecostés o fiesta de las semanas (heb. Shavuot) y ahí, entre ellos, el grupo de seguidores de Yeshúa comenzaron a manifestar sobrenaturalmente la proclamación de su fe en los méritos del Mesías. Muchos creyeron, más bien, documentado está que fueron por lo menos 3000 judíos piadosos "de las naciones bajo el sol" que se encontraban en ese lugar quienes decidieron ser parte de ese movimiento. Nos encontramos entonces que, aproximadamente en el año 33-35 e.C. los seguidores de Yeshúa eran solamente judíos, aquellos judíos de Judea quienes escucharon hablar a Yeshúa y ver sus milagros, éstos eran quienes estaban testificando todas aquellas cosas a otros judíos de la diáspora, es decir, los que vivían más allá de las fronteras de Israel y que particularmente se habían congregado para la fiesta de Shavuot. El movimiento se dirigió de esta manera judíos comenzaron a abrazar la fe en Yeshúa por el testimonio que estos judíos, los emisarios de Yeshúa, daban testimonio de él hasta que...

Factor los gentiles.

¿Quienes eran estos gentiles que estaban entrando al movimiento? Para responder esta pregunta hay que desglosar el término gentil que ha llegado a nuestros días ya que dentro de los círculos judaicos a veces se usa como una forma despectiva y general hacia los gentiles como personas idólatras o paganos.

En las Escrituras existen dos términos traducibles para 'nación' o 'pueblo'. Una es la palabra hebrea goi (גּי) y la otra es la palabra am (עם). No voy a entrar a detallar la diferencia que la escatología mesiánica aplica a estos dos términos hebreos, porque lo que quiero compartir es el contexto histórico con respecto a los no-judíos que tenían contacto con las comunidades judías del primer siglo.

Shaul y los gentiles.

Shaul fue el emisario encargado por Yeshúa, dada en una revelación, de llevar su mensaje a los judíos entre las naciones donde había también gentiles. Al conjunto de naciones no-judías aquí se le aplica el término gentiles (goyim) de manera general. Pero entre las comunidades judías del siglo I, el tipo de gentil que convivía en ellas era un gentil diferente pero que para efectos prácticos de la halajá judía (jurisprudencia de la Tora) seguían siendo no-judíos, es decir, goyim. Pablo aplica el término goi para los no-judíos cuando expresa:

"¿Es Dios solamente Dios de los judíos?  ¿No es también Dios de los gentiles?  Ciertamente,  también de los gentiles." (Rom 3:29)

Pablo clasifica a los dos grupos, el Elohim (Dios) de los judíos que no es solo de los judíos sino de todos, incluidos el otro grupo, los gentiles, es decir, los que no son judíos. El término goi usado por Shaul aquí no es despectivo y es el bíblico, porque etimológicamente gentiles deriva de gentilicio, de grupo de gentes. Hay una palabra castellana que se usa de forma positiva es, la gentileza, es la que expresa cortesía por parte de una persona, sea judía o no-judía.

¿Cómo podemos entender entonces que había gentiles que eran activos en las comunidades judías? La respuesta es: clasificando a los goyim (gentiles) de la siguiente manera:

Los paganos e idólatras, estos goyim (gentiles) eran no judíos que por obvias razones no convivían con los judíos a causa de la impureza que de sus acciones emanaba. También estaban los gueri tosher o prosélitos o conversos completos (a la religión judía), este tipo de goyim eran gentiles que decidieron abrazar por completo el pacto de Dios con Israel al grado de hacerse circuncidar y de esta forma adquirían el derecho legal a ser considerados como un natural, es decir, por la halaja judía del siglo I (que se extiende hasta nuestros días), estos gentiles ya eran como un judío natural pero sin genealogía, tenía los mismos derechos y obligaciones que un judío por lo que no podía decirse ya que era un goi (no-judío). Vamos de nuevo, en Israel había extranjeros que eran goi porque no nacieron judíos, y que decidían hacer su conversión al judaísmo. Por su elección de abandonar oficialmente su paganismo y someterse a esta regularidad de la ley judía, tenían una obligación moral y un derecho de permanecer adorando a YHWH bajo las exigencias que a un judío normal se le requerían y demandaban (dentro de la religión judía). Otro grupo de goyim (gentiles) y que existía en el siglo I en la comunidades judías expandidas fuera de la tierra de Israel, eran lo conocidos como gueri hashair. Estos gentiles, eran considerados no-judíos por la halajá, pero que podían participar del servicio judío en las sinagogas en un lugar especial, de ahí que fueran conocidos como extranjeros de la puerta y también a como aparecen en los escritos mesiánicos temerosos de Dios; a diferencia de los anteriores, eran los que vivían dentro de las comunidades judías y que para convivir armoniosamente dentro de ellas tenían que vivir regulados por cierta normatividad que la Tora aplicaba para ellos, pero sin hacer el rito de la circuncisión volviéndose judíos enteros halájicamente, más tarde eso vino a ser conocido como las leyes noájidas, o los mandamientos que aplican a los gentiles que no practican paganismo e idolatría y que quieren vivir dentro de Israel y sus sinagogas.

Con esto en mente vamos a leer lo que está documentado en los escritos nazarenos y uno de los ejemplos que me gusta usar es lo que aconteció con Pablo y Bernabé cuando fueron a la región de Antioquía de Pisidia.

En Hechos 13 se nos cuenta que Shaul y Bernabé "llegaron a Antioquía de Pisidia; y entraron en la sinagoga en shabbat (sábado) y se sentaron." (Hch 13:14b), después del servicio sabático, no sin el permiso de los principales de la sinagoga, Shaul tomó la palabra y dio un gran discurso, con una estructura similar a la que usó Pedro el día de Pentecostés que "cuando salieron ellos (Pablo y Bernabé) de la sinagoga de los judíos, los ¿gentiles? les rogaron que el siguiente shabbat les hablasen de estas cosas." (Hch 13:42). Analicemos.

1.- Shaul y Bernabe entraron a una sinagoga en shabbat.
2.- (En la sinagoga) Shaul dio un gran discurso.
3.- Los gentiles de esa sinagoga quedaron impactados por el mensaje de Pablo que le pidieron que el próximo shabbat lo esperaban en esa sinagoga.

La pregunta es válida ¿qué tipo de gentiles son? son gentiles paganos e idolatras, no; estos gentiles no son judíos legalmente, tenían acceso a la sinagoga porque los judíos los consideraban "Temerosos de Di-os". En el relato de Hechos 13 vemos al otro grupo de gentiles que mencionamos, los guerim tosher, es decir, los prosélitos:

"Y despedida la congregación, muchos de los judíos y de los prosélitos piadosos siguieron a Pablo y a Bernabé, quienes hablándoles, les persuadían a que perseverasen en la gracia de Dios." (Hch 13:43)

Aquí se tenemos el marco histórico concretizado, una sinagoga compuesta por judíos, ex-gentiles ahora judíos (prosélitos) y "temerosos de Dios", que no es otra cosa que gentiles amigos de los judíos, reconocedores de la supremacía del Dios de Israel, pero que dentro de las mismas comunidades judías no eran judíos. Estos son los gentiles que estaban en la sinagoga a la cual fue Pablo, no eran judíos, pero ellos practicaban una especia de judaísmo para gentiles (como dije, esto hoy es el noajismo).

Continuando con nuestro relato de Hechos 13, el día llegó y nuevamente se congregaron, pero a diferencia del encuentro anterior, dice el autor de Hechos que se reunió "casi toda la ciudad", es decir, el auditorio de Pablo y Bernabé fue más amplio. Pablo y Bernabé comenzaron a predicar pero otro grupo de judíos (no los primero que alentaron a los emisarios) "rebatían lo que Pablo decía" pero al parecer se salió de control ese debate que comenzaron a blasfemar por lo que Shaul y Bernabe dejaron de manifiesto una gran verdad, que los judíos tenían prioridad para recibir el mensaje, pero dado que su resistencia fue tal, dijeron: "he aquí, nos volvemos a los gentiles.".

Aquí hay una contraposición, por un lado Shaul reconoce que el mensaje de redención debía ser llevado primero a los judíos, que de hecho muchos judíos naturales y conversos los aceptaron como sucedió en el primer encuentro, pero ahora, reunido una mayor cantidad de gente, aquellos otros judíos cerraron sus corazones a lo que Pablo predicaba, por eso señala que "volvería" a predicar a los gentiles, lo que causó que: "los gentiles (no-judíos), oyendo esto, se regocijaban".

Judíos, judíos conversos y no-judíos temerosos de Dios (gentiles), estos fueron quienes interactuaron en las sinagogas de Pablo. La legislación judía de la época enmarcaba la normatividad de cada uno de este tipo de creyentes, más tarde Pablo, ya en pleno apogeo de su mensaje entre los no-judíos afirmaría que no es necesario convertirse en judíos (hacerse circuncidar) por creer en la mesianidad de Yeshúa y tampoco para alcanzar la redención y promesas hechas a Israel. El factor Yeshúa de la teología de Pablo sería desarrollado y expuesto a estos no-judíos (gentiles).

Shalom.
.David .M .Mena


2 comentarios: