15 diciembre 2009

++ SERÉ COMO LOS QUE SUEÑAN

Cuando leo tu Tora,
mi alma se llena de vida
se quita la angustia y la tristeza
vuelvo a respirar el aire de tu redención.

Cuando me olvidé de tu Tora
construí un camino propio
anduve por el y me perdí,
no diferenciaba entre el día y la noche.

Y ahora, que estoy afligido en mi corazón,

me acuerdo de tu Tora,
recuerdo la vida que hay en ella y me dispongo
a recibirla y a vivir por ella.

También me acuerdo del Guía y del Camino
recuerdo su instrucción y su manera de vivir,
Entonces mi alma se renueva
y anhela jamás apartarse de tu Voluntad.

Cuando te llamé me respondiste,
Mi Elohim salvador, en mi angustia escuchaste,
derramé mi corazón ante ti y tu no lo despreciaste
le ordené a mi alma humillarse y me oíste.

Recuerdo mis rebeliones y enjuago mi almohada,
en esta edad presente no hay quien pueda consolarme.
Pero me acuerdo de tu Palabra
por eso ordeno a mi alma a vivir por ella.

No me inqué ante los pedazos de piedra y madera
ni doblé mi rodilla ante un pedazo de pan,
me humillé ante el Creador de los cielos y tierra
y derramé mi corazón ante Él,
por eso fuí escuchado,
por que si en Babilonia fui llamado
cuanto más ahora, que busco la Verdad de tu Tora
y busco la Verdad de tu Ungido.

Me acordé de la Vida prometida en tu Voluntad,
por eso mi alma se alegró,
mis lágrimas ahora son confianza
y mi tristeza ahora es alegría,
voy a vivir la vida, anhelado el gozo de tu redención,
seré como los que sueñan.

Dedicado a mis hijas, a todos mis hermanos y amigos que anhelan la redención de Israel y del mundo.

1 comentario: