01 marzo 2008

++ ¿EN LOS ULTIMOS O EN LOS PROXIMOS?

En una ocasión un amigo cristiano me dijo que, lo que yo decía del
Mashiaj (Mesías) Yeshúa iba en contra del "Evangelio" y que yo era parte de aquellos de los cuales se profetizó que caerían en la apostasía en "los últimos días". Le dije que la apostasía era cosa de los primeros siglos de la era común, en su momento yo no había leído el comentario que a continuación compartiré de un amigo y hermano mio, me costó trabajo argumentar y todo llevo su rumbo que terminamos hablando de otra cosa, pero ahora con este análisis podemos entender que en los Escritos Apostólicos es muy marcada la diferencia entre la apostasía profetizada por el emisario Shaul y la profecía de los últimos tiempos de las cuales hablan los profetas del Tanaj. Esto se debe a que la mayoría de las traducciones cristianas no hacen la distinción entre próximos días y postreros días como si se refirieran a las mismas cosas, pero una cosa son los
Ajarit haYamim (últimos días) de los cuales hablan el Tanaj y otra cosa los
usterois kairois (días venideros) de los cuales habla Shaul.

La caída de la sana doctrina (apostasía) comenzó a gestarse ni bien partieron los delegados, de hecho, aún mientras predicaban, había anti predicadores desvirtuando la sana doctrina. Hay quienes dicen que la apostasía es de los últimos tiempos. Veremos que no es así, Yahweh mediante.

En la mayoría de las versiones de las Escrituras, encontramos en I Timoteo 4:1:

(RV60): Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios...

La expresión últimos tiempos se encuentra, por ejemplo, en las siguientes versiones:
Versión de Jüneman, Biblia al Día, Biblia de De las Américas, Biblia en Lenguaje Sencillo, Biblia de Jerusalén, Biblia De los Hispanos, Nácar-Calunga, Dios Habla Hoy, Nueva Versión Internacional, RV1865, RV2000, RV60, RV1989.

En otras versiones como: Sociedades Bíblicas en América Latina (1929), Nuevo Mundo, Joao Ferreira Almeida (portugués), Brit Jadashá, Riveduta Luzzi, Nuova Rivedutta (Italiano), Vulgata Latina, no se encuentra así, sino que denota el tiempo que viene, o posterior, pero no el último.

El texto griego utiliza el adjetivo husteros:

Strong #5306: ὕ
στερος jústeros; comparativo de G5259 (en el sentido de detrás); más tarde:-postrero.

De hecho, la palabra anterior, es el adverbio husteron:

Strong #5305: ὕ
στερον jústeron; neut. de G5306 como adv.; más tardíamente, i.e. a la larga:-postrero, fin, finalmente.

La #5306, esto es, el adjetivo, se utiliza solamente en esta cita, en los libros en griego. Como vemos, a diferencia de heskatos (último), designa el que sigue, siguiente, en el sentido de DETRÁS, como dice Strong.

(Revelación/Ap. 2:8): ...El primero y el último
(heskatos), el que estuvo muerto y volvió a vivir, dice…

(I Corintios 15:26): La muerte es el último (heskatos) enemigo a suprimir.
(Yohanan/Jn.
6:40): Porque la voluntad del que me ha enviado es que todo el que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida imperecedera, y yo lo resucitaré en el último

(heskatos) día.

En los casos anteriores, es fundamental señalar el último en orden, por tanto se utiliza la palabra griega heskatos.

La confirmación que esta desviación de la sana doctrina, o apostasía surgió luego de los delegados, la vemos en sus mismas palabras, y en el testimonio de los mismos cambios doctrinales, que se sucedieron luego de nuestros delegados yisraelitas naturales: (Obras/Hch. 20:29): Sé que con de mi partida, entrarán entre ustedes lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. En general, las versiones dicen “después de mi partida”. En griego se utiliza la preposición meta, denotando acompañamiento, a menudo traducido como “en medio”, o “con”. Shaúl habla que con su partida (en medio de ella, con y por ella) entrarían individuos que no perdonarían al rebaño, esto es, según el contexto de la cita, habla de individuos que se introducirían para hacer asimilar herejías destructoras, tal como comenta Kefas/Pedro en II Kefas/P. 2:1.

Tal es así que mientras anunciaban las buenas nuevas de la redención, otros predicadores, profesaban buenas nuevas diferentes. Luego de la partida de ellos, se introdujeron individuos profesando diferentes doctrinas, y sus frutos ya los vemos en el siglo II, cuando comienzan, por ejemplo, a introducir la filosofía para interpretar la Escritura. La doctrina de la Trinidad es una consecuencia de éste tipo de proceder. Muchos de estos maestros, influenciados por el neoplatonismo griego, distorsionaron las doctrinas, en pos de lograr entendimiento, y finalmente aceptación por parte de los gentiles. Teófilo de Antioquía, por ejemplo, recurrió a término “Trinidad de Dios”.

Por tanto la traducción más correcta para I Timote 4:1 es:

Pero el aliento expresamente dice, que en los próximos tiempos...

¿Cuál es el problema?

Si decimos en los últimos tiempos, no es lo mismo que en los próximos; ya que en el primer caso podemos dar lugar a pensar que la apostasía es una realidad de los últimos días; sin embargo la apostasía es una realidad de luego de los delegados de Yahushua. Cayeron de la sana doctrina a partir del siglo II. Importante: Existen maestros que predican el llamado CRISTIANISMO PRIMITIVO, en el cual citan a los maestros que siguieron a los delegados, esto es, siglos II al IV. En muchas de sus declaraciones y doctrinas, dicen que estos maestros respaldan algunas, las cuales son controversiales, dado que no figuran en las Escrituras. En otras palabras, se basan en opiniones de maestros que siguieron a los delegados, y no abandonaron sus raíces paganas; y todo para interpretar lo que dijeron éstos delegados, quienes vieron a Yahushua. Esto es peligroso, considerando que los delegados nos hablaron claramente de lo que sucedía luego de ellos.

Los delegados nos dicen:

(Efesios 2:20): edificados sobre el fundamento de los delegados y los profetas, siendo el Ungido Yahushua mismo, la piedra angular.

Durante el siglo II, la congregación se comienza la separación de todo lo que fuera yahudim, en pos del rechazo hacia todo lo que tuviera que ver con ellos. El nombre del Ungido fue cambiado; y aún el día de su resurrección, también fue cambiado, según el calendario romano. Luego muchos más cambios se sucedieron, fundamentalmente como señalamos, por el rechazo a todo lo yisraelita natural, y la influencia del paganismo, a tal punto que Jesús ya no es Yahushua, pues:

¿Qué acuerdo hay entre el Ungido y Beliyaal?
(II Corintios 6:15)

Por: Leonardo Betetto
Via:
yahushuaeslaverdad.org

1 comentario: